De primera mano: La revelación

Todos conocíamos a Antonio Martinez, ese cristiano serio de la Mesnada Caballeros del Mayorajo, y todos le respetábamos como a ese hombre comedido, eficaz, que llegó a nuestras fiestas casi «de puntillas», sin hacer demasiado ruido, incorporándose primero a la responsabilidad de la organización y que pronto se «enganchó» y se metió de lleno en la vivencia emocionante que supone el ser un «festero completo y comprometido».
Compartir en:

Uso de cookies

Este sitio web NO utiliza cookies de terceros y sólo utiliza cookies necesarias para el funcionamiento de la web Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies